¿Qué es el TAE en un préstamo?

Solicitar un préstamo de cualquier tipo, es algo que muchas personas hacen debido a falta de recursos y deben costear algún tipo de situación. Estos pueden solicitarse a diferentes entidades públicas, como bancos o instituciones de financiamiento, dependerá de cada escenario y de la suma de dinero a solicitar.

 

¿Qué significan las siglas TAE en un préstamo?

Lo que se conoce como TAE o tasa anual equivalente en un préstamo, es usado como método guía para comparar las diferentes ofertas de préstamos. Cuando llega el momento de decidirse por un préstamo específico, el usar el TAE, será la mejor forma de guiarse y no escoger el equivocado.

Este porcentaje, se calcula gracias a fórmulas matemáticas, se incluye el tipo de interés y la comisión de apertura, más el número de años de dicho préstamo. Con el implemento del TAE, se podrá saber cuál será el costo de esta operación en un periodo de un año.

El implemento de TAE, puede hacerse en caso de préstamos de interés fijo en lugar de préstamos de interés variable. Esto significará que podrá usarse en caso de préstamos de tipo personal como hipotecas, si se usa el TAE, significará que los usuarios tendrán un mejor método para discutir opciones de préstamos.

 

¿En qué tipo de préstamos encontraré el TAE?

Cuando se habla de préstamos bancarios, el TAE representa la cantidad exacta que el cliente deberá pagar por la suma que recibió de parte de la entidad financiera. En estos casos se incluye tanto el interés como el resto de las comisiones.

Se expresa con términos porcentuales, esto hará mucho más sencillo el proceso de entender cuánto será el monto a solicitar; así el cliente no se sentirá tan confundido a la hora de saber cuánto debe pagarle a la entidad.

El TAE, también se puede encontrar en productos de ahorro, pueden ser seguros y cuentas, usando el TAE, se hará saber el beneficio que tuvo el préstamo del dinero al cliente específico.

En cuanto a préstamos personales, el TAE también se puede usar, en estos escenarios. El TAE les indicará la cantidad de gastos reales a las instituciones que otorgaron dicho préstamo y cuánto tiene que ser pagado en devolución.

Para préstamos hipotecarios que tienen periodos de devolución que superan el año, el TAE puede variar en ciertos aspectos. La cantidad de dinero que se tendrá que devolver por parte de quien solicitó el préstamo, puede ser mayor o menor dependiendo del caso.

Esto no incluye gastos que sean de otra índole al motivo por el cual se solicitó el préstamo. Por lo que el cliente deberá ponerse de acuerdo con la entidad que le facilitó el dinero y así, llegar a un mutuo entendimiento de cuál será el monto a cancelar.

El TAE puede ser de tipo legal, ya que existe una normativa al solicitar un préstamo, la cual tiene que ser cumplida al pie de la letra. De no ser así, se puede proceder a actos legales y terminar en demandas contra dicho cliente.

Sobre Juan Pablo Sánchez

Me llamo Juan Pablo y tengo 38 años. Vivo y soy de Madrid y desde bien pequeño me apasionaba el dinero. Recuerdo de conservar bien todas las pagas que me daban mis padres, hacer cálculos y pensar a todo aquello a lo que podría aspirar tras ahorrar unos cuantos años más. Estuve toda mi adolescencia y parte de la madurez ahorrando y visionando miles de proyectos en mi cabeza, mientras estudiaba finanzas. En mis ratos libres me gustaba leer sobre economía y entender el funcionamiento y las posibilidades que podían generar en las personas. Visitame en Linkedin. Si quieres saber más acerca de mí, echa un vistazo a Quienes Somos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *